Proyectos

Un proyecto ágil es un proyecto que se ajusta a los recursos existentes. Al contrario que un projecto clásico, que determina los recursos necesarios en base a los requerimientos, los proyectos ágiles ajustan las fecha de entrega en función de los recursos asignados. Esta es la tipología de gestión adecuada a un colectivo de trabajadores voluntarios, en el que los recursos no son fijos y las fechas de entrega no son el factor crítico de coste.

 

Los proyectos se van realizando en iteraciones sucesivas. Cada iteración es una secuencia que suele estar determinada por una serie de fases, las más comunes son incepción, elaboración construcción, implementación) sucesivas. En la primera iteración, se suele construir el prototipo. En la segunda y sucesivas, el prototipo es progresivamente ampliado con nuevas capacidades, hasta cubrir toda la gama de funciones requeridas.

 

Las iteraciones se suelen identificar con las versiones mayores del producto (mantenimiento preventivo o predictivo), pero también pueden identificarse con versiones menores (mantenimiento correctiva o preventivo).

 

Los proyectos ágiles se basan en listas de tarjetas. Cada lista puede representar un estado de cosas (ideas en nevera, acuerdos, en preparación, en pruebas, en producción, archivados). Cada tarjeta representa un objetivo, una idea o un proceso y tiene asignado un grupo de personas (miembros), una lista de tareas, una lista de etiquetas (que pueden servir para determinar la iteración o versión a la que está asignada el objetivo, o el tipo de requerimiento al que responde) y una fecha límite.

 

Estos son los proyectos creados para TeleK. El link asociado lleva a la aplicación Trello, en la que se puede gestionar el proyecto. Para poder participar en el proyecto o su gestión, deberás crear una cuenta allí (automático si ya tienes cuenta en google) y solicitar unirte al proyecto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *